Espacios divertidos, desenfadados y llenos de color conseguidos con el uso de estampados, ilustraciones por-art y recursos “overside”.

El Pop Art, un estilo de los años 50-60, que se originó en Inglaterra y estados Unidos. Un estilo donde los colores vivos y atrevidos predominan en los muebles, la decoración, paredes, etc. Jugando siempre con los contrastes.

Utilizar obras de Andy Warhol y Roy Lichtestein es un acierto ya que son el icono por excelencia de este estilo, cuadros con la imagen de Marilyn, el clásico bote de “soup” de Cambell’s…

Sin embargo hay otras obras clásicas que también pueden utilizarse en este estilo como dibujos orientales, grabados, etc… siempre acompañados de alguna pieza estilo vintage (que puede ser una pieza moderna actual que haga referencia a este estilo) y estampados y colores vivos que los acompañen.

La cantidad de estampados y colores dependerá del espacio y de todo lo sútil / elegante , o loco / divertido que uno quiera.

Independientemente de la intensidad de Pop Art que se plasme en un espacio, este estilo siempre hablará de alegría, modernidad y buenas vibraciones. Siempre te dará este toque, sea cual sea la cantidad de Pop Art con la que juegues.

De la misma manera, si un Stand quiere enfocar su producto de cara al cliente como algo moderno y llamativo, y al mismo tiempo elegante y actual, este estilo puede ser un buen arma para ello.

Incluso si la empresa tiene historia puede ser un buen alidado ya que el Pop Art es un estilo con historia.

En el Dossier Cersaie de Grupoom podréis encontrar muebles como estos para crear un fantástico ambiente al estilo Pop Art.

Silla Chair One

Silla Panton

Taburete Prince Aha