El Backlink y cómo puedo crearlo

Para mejorar nuestro contenido web, tenemos que aplicar un conjunto de técnicas SEO on page y SEO off page. Las primeras se pueden entender como las técnicas que lleva a cabo la misma página y las segundas, como aquellas técnicas que no pertenecen a nuestra página y podemos controlar.

Estas dos técnicas son muy efectivas si nuestro objetivo es posicionar nuestro contenido. Por eso, como se trata de un trabajo costoso, muchas empresas online se olvidan de invertir recursos off page para mejorar su posicionamiento. En este sentido, es fundamental entender qué son los Backlinks y qué tipos existen.

¿Qué es el Backlinks?

Construir links o generar backlinks consiste en crear enlaces que nos lleven a nuestro sitio web. Esto nos proporciona autoridad, pero no todos los links son buenos para posicionar nuestra marca en Internet. Así pues ¿Qué será mejor la cantidad o la calidad?

Por una parte, el número de backlinks y su calidad depende de tres factores fundamentales:

  1. Su relevancia.
  2. La popularidad.
  3. El SEO técnico.

Por otra parte, la calidad de un backlink dependerá de:

  1. La confianza del enlace.
  2. Su temática.
  3. La autoridad del dominio.
  4.  El anclaje del texto.
  5. La popularidad de la página.
  6. La cantidad de dominios que unen la web de destino.
  7. La importancia del contenido entre la web de origen y la destino.

A partir de aquí, debemos saber que la función principal de los backlinks es dar autoridad a la web de nuestra empresa, ya que estos enlaces externos son muy bien valorados por Google y sus búsquedas.

Tipos de Backlinks

Podemos diferenciar dos tipo de backlinks:

  • Nofollow: son aquellos enlace que poseen etiqueta de "rel=nofollow", es decir, enlazan pero no proporcionan autoridad. Se utilizan para atraer tráfico y mejorar la investigación de los clientes relacionando diferentes URLs.
  • Dofollow: son aquellas que poseen la etiqueta "rel=dofollow", es decir, advierte a Google para que siga el enlace. Proporcionan autoridad a la web enlazada y son considerados enlaces de calidad.

Alentar la creación de enlaces hacia la web o blog de la empresa puede resultar una estrategia imprescindible para los contenidos, ya que ayudan a aumentar la autoridad, el posicionamiento y las relaciones con otros sectores. Por eso, desde Grupoom te animamos a que lleves a cabo el uso de estas técnicas para posicionar tu marca.

¿Sabes cómo hacerlo?


El packaging y el Marketing

La publicidad más directa para cualquier empresa es el empaque. El packaging empaque es el material que envuelven el producto. Es decir, el conjunto que se mantiene en contacto directo con el consumidor y la elección de una marca.

¿Qué es el packaging?

El packaging es un término inglés muy utilizado en el mundo del marketing. Se utiliza con frecuencia para referirse al envase, empaque o embalaje de productos. Puede ser la caja o papel que envuelve el producto cuyo objetivo es proteger el interior durante su traslado al cliente.

Este material consigue transmitir información al consumidor con la fecha de vencimiento, componentes y datos del fabricante. Se trata de una carta de presentación con elementos que diferencian la empresa de sus competidores.

¿Cómo introducir el Packaging en la estrategia de marketing?

Con la unión del marketing y el packaging se crea una estrategia perfecta. Para ello, su diseño debe ser inteligente y pensado para conseguir un buen resultado. Por eso, para que el packaging de la empresa forme parte de la estrategia de marketing, te proponemos siete elementos fundamentales:

  1. Identificable: El empaque de los productos debe fijarse en la memoria colectiva de los clientes. Aunque puede costar años, es una meta donde tiene que llegar el empresario.
  2. Informativo: Es fundamental establecer especificaciones del producto para su utilidad. La misión está en hacer que esta información vaya acorde al resto de elementos que envuelven el producto.
  3. Responsable: El paquete debe transmitir seriedad empresarial y a su vez del producto.
  4. Inmediato: El consumidor tiene que sentir, en pocos segundos, lo que los productos quieren decir. Es decir, crear sensaciones en los clientes.
  5. Confiable: El aspecto, la calidad, la información, la protección y el manejo son fundamentales.
  6. Textura: Complementa el punto anterior. El tacto es la primera sensación del cliente y representa el porcentaje más elevado.
  7. Funcional: debe presentar las ventajas del producto y además, ir acompañado de un diseño llamativo.

En definitiva, si quieres llegar a cumplir tus objetivos, en Grupoom podemos ayudarte y diseñar el packaging que mejor le va a tus productos. Estos son algunos ejemplos que puedes encontrar en nuestro porfolio.

       

 

¿Ya te has decidido?


El Neuromarketing

En el mundo empresarial, el marketing ha evolucionado a pasos agigantados. Los sentimientos, los valores y las emociones pasan a ser el puente principal a través de los cual se consigue conectar con el cliente. Así pues nos preguntamos: ¿Qué es el neuromarketing y cuáles son sus funciones?

¿Qué es el Neuromarketing?

También conocido como marketing emocional, es considerada una ciencia que estudia e investiga el comportamiento del cerebro durante un proceso de compra. Por tanto, el objetivo principal de esta ciencia es el estudio del conjunto de reacciones del cerebro frente campañas publicitarias de un producto.

Pero, ¿Qué calcula exactamente el neuromarketing? Se centra en tres aspectos claves:

  1. La atención que el cliente dedica al producto.
  2. Las emociones que experimenta el cliente frente al producto.
  3. La memoria o recuerdo que posee el cliente del producto.

Función y visión del Neuromarketing

Desde el punto de vista de un profesional de publicidad o marketing, el neuromarketing es capaz de:

  • Captar la atención del cliente a través de un anuncio.
  • Transmitir una emoción durante el anuncio.
  • Mostrar el producto en el momento adecuado.
  • Dejar el producto en el imaginario colectivo.

Tipos de Neuromarketing

Existen distintos tipos. Entre ellos, podemos destacar el neuromarketing:

  1. Visual: se centra en cómo percibimos todo ante nuestros ojos. Un ejemplo claro, es la técnica utilizada de poner un producto terminado en 0,99. Si algo vale 5,99 el consumidor no verá igual ese precio que 6 euros. Un céntimo puede ser el causante de un mayor consumo.
  2. Auditivo: se basa en todo aquello que escuchamos. La música que escuchamos en una tienda puede influir en nuestra decisión de compra. No es un elemento decisivo pero si influye en el éxito de una compra. El objetivo es causar la mejor sensación en el cliente.
  3. Kinestésicocentrado en todo aquello que percibimos por el tacto, el gusto y el olfato. Tener un olor característico tiende a atraer la atención del cliente, de manera que cada vez que reconozca el olor pensará en un producto concreto.

Otros aspectos como la posición de los productos, la localización, la iluminación, las cestas o los carritos de la compra, son también, estrategias de neuromarketing que muchas marcas reconocidas utilizan para atraer al consumidor.

 


Análisis DAFO: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades

Empezar un nuevo proyecto empresarial significa analizar el mercado en el que nos vamos a mover. Para ello, utilizamos el análisis DAFO, es decir, el reconocimiento de las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la empresa.

¿Qué es y para qué se utiliza?

Es una herramienta estratégica que sirve para conocer la situación real en la que se encuentra la empresa. En primer lugar, se emplea para facilitar las decisiones presente y futuras. Pero también para aprovechar las oportunidades y luchar contra las amenazas.

Por este motivo, el objetivo principal del análisis DAFO es:

  • Encontrar los factores estratégicos que estén en estado crítico.
  • Usar estos factores estratégicos para realizar cambios de organización.
  • Consolidar las fortalezas de la empresa.
  • Minimizar las debilidades.
  • Aprovechar las oportunidades de la empresa.
  • Reducir las amenazas.

¿En qué se basa el análisis DAFO?

Principalmente, esta herramienta posee dos pilares fundamentales: el análisis interno y externo de la organización.

  1. Análisis interno: basado en el estudio del liderazgo, los trabajadores, los recursos utilizados y las estrategias de empresa. Se centra en:
    • Fortalezas: detalla los recursos y destrezas que ha adquirido la empresa. ¿Qué sabemos hacer? ¿Qué nos diferencia?
    • Debilidades: describe las desventajas frente a la competencia. Además, debemos considerar realizar un análisis de recursos, de actividades y de riesgos.
  2. Análisis externo: basado en la competencia, sector y mercado. Se centra en las:
    • Oportunidades: especifica los posibles mercados y núcleos de negocio.
    • Amenazas: detalla los peligros para la supervivencia de la empresa.

¿Cómo hacemos un análisis DAFO?

  1. En primer lugar, debemos distinguir los factores internos de los factores externos. Los factores externos son los que afectan al mercado y a su entorno, mientras que los factores internos afectan a la marca, al negocio o a la cartera de productos.
  2. Creer en los hechos de nuestro entorno, es decir, en lo que está pasando y evitar las suposiciones.
  3. Especificar datos empresariales.
  4. Dar preferencia a los hechos. Primero, destacar los hechos más significativos y después los menos significativos.
  5. Sintetizar. Conseguir una imagen clara mientras observamos una la situación global.
  6. Vincular el DAFO con las recomendaciones. Protegerse de las amenazas y fortalecer las propias fortalezas.
  7. Definir el alcance. El mercado, el área, la marca y los productos.
  8. Analizar los hechos.
  9. Aportar todos los estudios internos y externos realizados en la empresa con el fin de mejorar su entendimiento.

Ser consciente de la situación real en la que nos encontramos es la clave para llevar nuestra empresa al éxito.

 

 


Cómo llevar tu negocio a una plataforma digital

El negocio online se ha convertido en el trampolín para el éxito de las marcas, debido a su inmediatez, flexibilidad, alcance e importancia en la vida de los consumidores. Existen muchos tipos de negocios en línea y es cierto que cada uno debería tener su propia definición del concepto.

¿Qué entendemos por negocio online?

Un negocio, se define como toda actividad o trabajo que se realiza con el objetivo de obtener un beneficio, comprando y vendiendo productos o servicios. En este sentido, un negocio online consiste en la compra venta de productos o servicios en línea a través de Internet, con el objetivo de obtener beneficios, a cualquier hora y desde cualquier lugar.

¿Cómo dar el salto a un portal web?

Para hacer que nuestro negocio cambie progresivamente a una plataforma digital, es importante:

1. Definir el objetivo por el cual queremos entrar en el mundo online, es decir, destacar el papel que jugará nuestro negocio en Internet para crear una estrategia de marketing adecuada. Hay que tener en cuenta además, que algunas razones por las que es interesante que una empresa entre en el mundo digital es por:

  • Llevar a cavo un comercio electrónico y así vender sin la necesidad de que los clientes se trasladen.
  • Darse a conocer a clientes nuevos. Crear una vinculación y fidelización a través de la información y la comunicación.

2. Resolver nuestra estrategia. Los objetivos de la empresa y su situación actual, marcarán el tipo de campaña a seguir por la empresa, destacando:

  • El público objetivo al que va dirigido.
  • Las metas comerciales y de comunicación.
  • El presupuesto y duración de nuestra campaña.
  • Los medios a utilizar para publicitar nuestros productos y servicios.

¿Cómo comunicarme con mis clientes?

3. Elegir los canales de comunicación de nuestro negocio, es decir, crear cuentas en diferentes redes sociales o abrir una web, manteniendo los objetivos de la empresa, el tipo de negocio y el target objetivo.

A partir de aquí, puedes utilizar diferentes recursos digitales, distintos siempre de cualquier campaña publicitaria convencional.

4. Tener un diseño atractivo y una buena calidad de contenido, para hacer que nuestros consumidores tengan una gran experiencia que les incite a volver otra vez a buscarnos en red.

5. Realizar una análisis continuo de nuestra campaña, pues solo así sabremos si los resultados son óptimos o necesitamos mejorar nuestros objetivos. Desarrollar un estudio mensual de tus estrategias. Esto nos permitirá:

  • Ver el alcance de los mensajes.
  • La percepción y reconocimiento de nuestra marca online.
  • Las visitas y el tiempo de permanencia de nuestro target o público objetivo.

Estos son algunos puntos necesarios para saltar a un nuevo modelo de negocio, pero para mantenernos en Internet es necesario crear una buena estrategia de marketing digital de calidad que te ayude a lograr los objetivos de tu empresa y te lleve al éxito.